Cinco de mayo, batallas y cervezas

Ignacio Zaragoza plantó cara al invasor en Puebla, México. En EE UU se brinda con cerveza.



Con los primeros albores del 5 de mayo empezó una batalla desigual que duraría casi todo el día.


El año era el 1862 y el lugar, México, en concreto la localidad de Puebla de Los Ángeles.


De un lado, en el ataque, unos 6,000 soldados franceses. Del otro, unos 5,000 soldados mexicanos. Mestizos e indígenas, que fortificaron la ciudad con los pocos y anticuados medios que tenían y la defendieron dirigidos por el joven general Ignacio Zaragoza.


Y pese a la inferioridad numérica y de medios, Zaragoza y los suyos se alzaron con una inesperada victoria ese día de hace 159 años.


La victoria se recuerda localmente en Puebla aún y en EE UU es una fecha que se señala para celebrar la cultura mexicana en el país.


Y para vender cerveza. Mucha pero que mucha cerveza y margaritas.


Celebración del Cinco de Mayo./Creative Commons.



Hola, Soy Ana Nieto y esto es Calendario de Historias, un podcast de Audire para repasar el pasado, conocer mejor a sus protagonistas y ver lo que nos queda de ello hoy.


En marzo de 1861 y después de la Guerra de Reforma en el país, entre liberales y conservadores, Benito Juarez ganó las elecciones en México y dejó de ser presidente interino para serlo electo.


Y llegó para liderar un país en ruina por la contienda. La crisis financiera era tal que no se pudo hacer frente a la deuda que se tenía con Francia, Gran Bretaña y España.


Ante la suspensión de pagos los acreedores despacharon a sus barcos de guerra. Gran Bretaña y España terminaron llegando a acuerdos pero Francia, Francia no.


Napoleon III vio la debilidad de México como una oportunidad de poner su bandera en el país para expandir la presencia de Francia en Latinoamérica. Así pues, en diciembre de 1861 se inició la segunda intervención francesa en México con la llegada de las tropas galas a Veracruz.


Juarez dejó la capital pero mantuvo su gobierno mientras se armaba la resistencia ante el francés.


Ignacio Zaragoza, que durante la Guerra de Reforma apoyó la causa liberal y el restablecimiento del gobierno democrático, fue ministro de Guerra de Juarez durante varios meses. Dejó el cargo en el gabinete para volver a ponerse el uniforme cuando vio cómo se preparaba el ambiente de guerra.


Zaragoza nació en Bahía del Espíritu Santo, una localidad que con el cambio de fronteras queda hoy en día en EE UU en el estado de Texas, la ciudad se llama ahora Goliad.


Su primera gran batalla contra los franceses en Acultzingo acabó en retirada ante la apabullante superioridad del ejército francés. Era el 28 de abril de 1862.


Pero siete días más tarde las cosas cambiaron. Los franceses seguían siendo más y estaban mejor preparados para la batalla pero Zaragoza se apoyó en los fuertes de Puebla para defender la ciudad y contraatacar y fue efectivo con ello.


Los cientos de muertos entre los franceses — casi 1,000 según algunas fuentes— forzaron al general Charles Latrille de Lorencez a retirarse del campo de batalla al final del día para evitar una masacre mayor.


Los mexicanos, con muchas menos bajas en sus filas, se anotaron la victoria.


Estratégicamente lo ocurrido en Puebla no cambió mucho el tablero de juego.


Se ganó la batalla pero se perdió la guerra.


El ejército francés estaba más preparado para tomar el país que los mexicanos para defenderlo y aunque la victoria de los de Zaragoza retrasó la toma de la capital, esta cayó finalmente del lado de las tropas francesas.


Es más, dos años más tarde, en 1864, con el apoyo de conservadores monárquicos mexicanos, Napoleón III dio su bendición a la coronación de Maximiliano de Habsburgo, el hermano menor del entonces emperador de Austria, como emperador Maximiliano I de México.


No obstante, la victoria en Puebla levantó la moral de la resistencia mexicana al mostrar lo que podía ser posible en su batalla contra el invasor.


Cuando acabó la Guerra Civil en EE UU, desde Washington se prestó apoyo al gobierno de Juarez para derrotar a los franceses, algo que finalmente empezó a ocurrir en 1866. Un año más tarde el emperador, que por liberal había perdido el apoyo de los conservadores mexicanos, fue ejecutado y la República, con Juarez al frente, fue restaurada.


Y ¿qué fue de Zaragoza?


El general victorioso el 5 de mayo cayó frente a la enfermedad. La fiebre tifoidea acabó con su vida el mismo año en el que defendió con éxito a Puebla, apenas meses después de la batalla. Tenía 33 años.


Puebla de Los Ángeles pasó a llamarse Puebla de Zaragoza y en todo el país hay referencias al héroe además de localidades con su nombre.


Su épica victoria solo se celebra marginalmente en Puebla pero curiosamente, en EE UU por todo lo alto, en un tono algo caricaturesco y lleno de tópicos. Muchas personas creen equivocadamente que se celebra la independencia de México de España algo que ocurrió décadas antes y se festeja el 16 de septiembre, una fecha que solo la comunidad mexicana en el país marca en el calendario.


Antonio Sánchez, instructor en la Universidad de Washington, explica que inicialmente en el siglo XIX fue la red latina de las "juntas patrióticas mexicanas," en California, Oregon, Nevada y Arizona mantuvieron el espíritu épico del 5 de mayo.


Pero no fue hasta finales de los sesenta con las revuelta de derechos civiles chicanas, las de los estadounidenses de origen mexicano, que se volvió a escuchar “Viva Cinco de Mayo!”. Era el símbolo de la improbable victoria frente a la adversidad y la inspiración para un orgullo en el que apoyar en parte su lucha


Y ¿qué tiene que ver esto con la cerveza? Porque al principio hablé de la cerveza y de hecho desde hace días ya tenemos la publicidad de ello,




Volvamos a los derechos civiles.


En 1985 organizaciones latinas y en particular chicanos de Los Ángeles firmaron un acuerdo con la cervecera Coors Brewing Company para acabar un boycott que se hacía a la empresa por sus prácticas discriminatorias con los Hispanos.


El boycott acabó con una donación de 350 millones de dólares por parte de la empresa a organizaciones latinas. Semejante cantidad de dinero se acompañó de una campaña de marketing bien financiada y planificada de bar a bar desde California al resto del país.


Y de grito de derechos civiles se llegó a la fiesta de la mercadotecnia para que corra la cerveza, crezca aún más el consumo de comida mexicana, se sirva más tequila en las margaritas y se llegue con fuerza a una comunidad latina en crecimiento. Esto es hoy el 5 de mayo en EE UU.


++++++


Los libros de historia recogen otras entradas en 1862, el año de la batalla de Puebla.


EE UU, está en plena Guerra Civil. Entre derrotas y victorias en distintas batallas, el presidente Abraham Lincoln entierra a su tercer hijo de apenas 11 años que murió de fiebres tifoideas.

En septiembre Lincoln hace la Proclamación de Emancipación y orden ejecutiva que se adopta en enero del año siguiente y que dio la libertad inicialmente a más de 3.5 millones de personas esclavizadas.


Victor Hugo Publicó Los Miserables en Bruselas y en San Petesburgo, Rusia, se estrenó la ópera de Verdi la forza del destino.

Ese año nació uno de los autores de aventuras más conocidos de Italia, Emilio Salgari. Piratas y corsarios fueron sus personajes más conocidos, y entre ellos Sandokan.


Y cerramos Calendario de Historias de esta semana del 3 al 9 de mayo con una cita del presidente mexicano desplazado por las tropas francesas, Benito Juarez.


Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.

Nos despedimos por hoy. Desde Ourense, Maria Luz Rodriguez y yo, Ana Nieto desde Brooklyn. Recuerden que tienen la transcripción de este y otros podcast en nuestra web www. audirepodcast.com y que si se suscriben gratis en la aplicación que usen para escucharlo llegará a ustedes todos los lunes de forma automática. Si les gusta lo que han oído y su plataforma lo permite, déjennos una reseña que nos son muy útiles.

Volvemos la semana que viene. Hasta entonces, Cuídense