¿Qué haríamos sin Newton?


Retrato de Isaac Newton Portrait of
Retrato de Isaac Newton./CreativeCommons.org

“Platón es mi amigo, Aristóteles es mi amigo pero mi mejor amigo es la verdad”. Con esa frase en un cuaderno de notas de 140 páginas, un joven estudiante en Cambridge empezó a cuestionar la autoridad del entonces maestro de maestros, Aristóteles


Era el año 1661 cuando el autor de estas líneas el joven Isaac Newton inició un viaje por el mundo del conocimiento, apenas esbozado entonces, para revolucionarlo y hacerlo progresar.


y hoy hablamos de él porque una semana como esta pero de 1687 se publicó su obra maestra. ¿Su título? Philosphiae Naturalis, Principia matemática, conocido simplemente Principia.


Bienvenidos a #CalendarioDeHistorias, Soy Ana Nieto, hoy acompañada de un virus, espero me disculpen la voz. Pero vengo con la propuesta de todas las semanas: viajar al pasado para ver lo que ocurrió y ver qué nos queda de ello. Hoy el viaje comienza hace 334 años cuando se publicó El primer tomo Philosphiae Naturalis, Principia matemática.



Hablemos de Principia


El libro es importante porque con él se abrió la puerta a una nueva manera de entender el universo y medirlo. Estamos hablando, por supuesto, de entender las leyes que rigen el movimiento, Entender que existe algo llamado gravedad, algo que permite que todas las cosas en el universo se atraigan entre sí con una fuerza que depende de su masa y la distancia entre ellas.


Un conocimiento que hizo posible saber, entre otras cosas, por qué la Luna se mantiene en su órbita alrededor de la tierra y no cae sobre nuestro planeta como si que cae una manzana cuando madura en el árbol.


El propio Newton inventó el cálculo integral y derivado necesario para entender las leyes del movimiento.


Además Principia es el libro con el que se consagra la ciencia basada en el experimento, la ciencia empírica. El concepto entonces apenas daba sus primeros pasos.


El físico, astrónomo y matemático Edmund Halley, quien años antes había publicado un catálogo de estrellas le animó a escribirlo, le hizo correcciones y financió su publicación. .


Uno de los grandes méritos de Newton, de la importancia de su genio físico y matemático, su método y sus descubrimientos es que además llegaron en un momento un tanto oscuro de la historia.


¿Qué quiero decir con momento oscuro? Isaac Newton nació en la Inglaterra rural de 1642. En Navidad. Entonces el país, estaba enfrascado en guerras, dividido por la religion. Cuando Newton tenía seis años el rey Carlos I Estuardo fue decapitado y no era infrecuente el pillaje de pueblo en pueblo.


El país estaba formado por pequeños pueblos y aldeas de agricultores y ganaderos que sufrían periodos de hambre repetidamente. Oscuridad, magia y superstición era el terreno donde se movían la mayor parte de los ciudadanos.


En ese mundo nació y se crió Newton.


Desde niño fue solitario y así se mantuvo como adulto. Su padre murió antes de que él naciera y su madre se volvió a casar con un hombre por el que abandonó a su hijo en la granja en la que nació. Su abuela le cuidó. El abandono de la madre es algo que marcó su carácter solitario de por vida.


Durante su infancia y adolescencia Fue a una escuela en la que ocho niños eran instruidos en latín griego y hebreo. El director quiso además que los niños aprendieran rudimentos matemáticos que les ayudaran en sus vidas como granjeros.


Cuando su padrastro murió Newton tenía 16 años y su madre le puso al frente de las tierras familiares.


Para disgusto del joven.


El director de la escuela y su tío la convencieron del potencial del chico y señalaron que el mejor lugar para él eran los estudios. Newton terminó en el Trinity College en la Universidad de Cambridge. En esos años, por primera vez en Cambridge se aceptó como profesor a un experto en matemáticas por primera vez.


En aquellos momentos, el maestro de maestros era Aristóteles. Sus enseñanzas seguían vivas


Pero Aristóteles estaba empezando a ser cuestionado, su teoría del movimiento, por ejemplo, empezaba a hacer aguas. Y ese cuestionamiento fue el principio de lo que se considera el inicio de la revolución científica con entre otros, Nicolás Copérnico en el siglo XV, René Descartes, Johannes Kepler y Galileo Galilei, que murió el mismo año en el que nació Newton.


La revolución científica se vio ayudada en europa por la existencia de los libros, que seguían siendo un bien escaso pero de uso más frecuente, y una lengua común, el latin, que permitió solventar las divisiones tribales y nacionales para transmitir el conocimiento. Los libros ayudaron a que el conocimiento fuera acumulativo, que se pudiera seguir mirando al futuro y al progreso sobre lo propuesto por otros pensadores.


El joven Newton leyó a todos esos autores de primera mano o lo que se decía de ellos. De hecho dijo que si podía ver más lejos en el mundo del conocimiento es por que estaba a hombros de gigantes que le habían precedido


Y mientras, tomaba notas en su cuaderno en el que cuestionaba a Aristóteles.


En ese momento empezó a establecer las bases del cálculo que hoy se conocen y de la óptica tras descubrir que la luz blanca está compuesta de colores.


En sus años en la universidad inventaba mucho más de lo que absorbía como conocimiento.


Y llegó 1665. El año de una brutal plaga de peste. En ella perecieron uno de cada seis londinenses. Cambridge cerró sus puertas se impuso una cuarentena y Newton volvió a la granja.


Donde se encerró a estudiar durante más de año y medio.


En un libro en blanco que heredó de su padrastro y llamó Waste Book, un libro borrador, empezó a hacer anotaciones. Y luego investigaciones. Durante la plaga, Newton se convirtió en el mayor matemático del mundo conocido. Si piensan en cálculo, de qué cabeza salió, tienen que pensar en Newton. Newton cuando le quedaban años para cumplir los 30.


Lo que anotó en ese waste book fue la base de sus libros, entre ellos Principia, el libro en el que hace 334 años se describe por primera vez la gravedad como algo siempre presente que ejerce una fuerza sobre otros objetos cercanos.


El libro tuvo una segunda edición y correcciones ya en el siglo XVIII y sus fundamentos de física y matemáticas no fueron contestados hasta tres siglos más tarde a pesar de que en su obra no se tiene respuesta a la pregunta de qué causa la gravedad.


El escritor James Gleick, autor de una biografía de Newton explicaba que que este científico había descubierto “una gran verdad natural. La probó y la defendió. Trató de mostrar cómo la ciencia se basa en prácticas concretas en vez de grandes teorías”.


Y ¿Qué nos queda de ello?


Habría que esperar hasta 1905, los primeros años del siglo XX, cuando Albert Einstein estableció que la gravedad era el resultado natural de la presencia de masa en el espacio, esa pregunta que Newton dejó sin contestar.


Einstein basó su salto en el conocimiento en el trabajo hecho por Newton. En sus memorias, pidió disculpas al genio: “Newton, perdóname. Encontraste el camino que en tu tiempo era posible para un hombre de alta inteligencia y poder creativo”.


Janna Levin, profesora de física y astronomía en la Universidad de Columbia escribió en uno de sus libros que Newton tuvo tanta razón "en tantas cosas que parece muy poco generoso fijarse en lo que se equivocó" .


Newton vivió 84 años. Era un hombre solitario de cierto genio y religioso. Fue nombrado caballero y master de la casa de la moneda y de la Royal Society. Murió rico, pero solo. Tuvo un funeral de Estado y sus restos se enterraron en la Abadia de Westmister, en Londres.


Principia, el resto de sus investigaciones y descubrimientos, incluido el cálculo, siguen siendo la primera gran piedra del edificio de un conocimiento que está permitiendo a los humanos mandar naves a la luna, a Marte, tener una estación espacial orbitando en el espacio y telescopios mirando a otras galaxias, entre otras cosas.


Por cierto que Edmond Halley se sirvió en 1705 de las leyes del movimiento de Newton para calcular la periodicidad de la llegada del cometa que tiene su nombre. Él no estaba vivo para verlo en 1758 cuando calculó que volviera a pasar.


Y en 1687, el año de la publicación de Principia también pasaron otras cosas:


El Católico James II emitió la Declaración de Indulgencia primero en Escocía y luego en Inglaterra. Con ella se concedió libertad religiosa a minorías como la católica, los protestantes que disentía, los judíos, unitarios y musulmanes. Es la primera declaración libertad religiosa en Inglaterra por más que el rey quisiera patrocinar su propia religion.


El Partenon fue parcialmente destruido por una explosión causada por la armada veneciana en su lucha contra los turcos otomanos establecidos en Atenas.


En Lima y Callao, una serie de terremotos asolaron la zona, toda la costa central del peru.


En Francia, al eliminarse los derechos que tenían los protestantes, conocidos como Hugonotes, un grupo de ellos sale del país para establecerse en la colonia holandesa del Cabo de buena esperanza. Este fue el comienzo de la industria vinícola en Sudáfrica.


Y terminamos el programa de hoy con una cita de Newton


Gravity explains the motions of the planets, but it cannot explain who sets the planets in motion.


"La gravedad explica el movimiento de los planetas pero no puede explicar qué pone a los planetas en movimiento".


Ahí Llegó Einstein. Pero eso será otro capítulo. El de hoy se acaba aquí no sin antes despedirnos, claro. Calendario de Historias es una producción de Audire que somos Maria Luz Rodríguez y yo Ana Nieto. Nos oímos la próxima semana. Llegamos el lunes, hasta entonces cuídense y si toman vacaciones, disfrútenlas sin olvidarse de escuchar sus podcasts favoritos. Les hacemos compañía allá donde vayan.