Enganchada al cable blanco

Updated: Jul 22, 2020


Me gusta la música pero cuando estoy escuchando algo en mi teléfono, el 99% de las veces es un podcast.


Me veréis enganchada al cable blanco del teléfono cuando paseo, cuando voy en metro o cuando doblo la ropa de la lavadora. Ocasionalmente, me veréis con el cable blanco que sale desde el bolsillo del pantalón hasta las orejas mientras arreglo la cocina tras el desayuno. Me gusta la música pero el 99% de las veces no es lo que escucho sino podcasts. La culpa la tienen Ira Glass, Adam Davidson y Alex Blumberg. No sé si por ese orden.

Me enganché al mundo de algo que no sabía lo que era, ni lo que iba a crecer ni las posibilidades que tenía como medio de comunicación y entretenimiento de la mano de Planet Money. El primer podcast que oí. Era 2008.

La propuesta era informar y entretener hablando de economía internacional. Uno de los episodios de This American Life, el programa de radio de Ira Glass que emitía la Radio Pública (NPR) había dado una explicación tan magistral como imposible de dejar a medias sobre el sistema financiero que entonces se estaba desmoronando. Entonces yo era corresponsal del un medio de comunicación económico y estaba fascinada por la habilidad de los productores de este podcast de transmitir conceptos endemoniadamente áridos en términos sencillos y trepidantes. Blumberg y Davidson pusieron en marcha los elementos de Planet Money y trabajaron en ello durante años.


Recuerdo estar cubriendo para mi periódico de entonces una reunión del FMI en Washington cuando y pasarme de calle para entrar en la sede del Fondo porque estaba oyendo a Davidson hablar del rescate a la banca. ¿Un rollo? ¡Ja! Aquel día llegué tarde a una rueda de prensa, aprendí mucho del famoso TARP o la capitalización de la banca y me encantó Timbarland, el grupo que le puso música al show.

Desde entonces siempre ha estado en mi lista de podcasts, una lista que es como una biblioteca y dice mucho de mis inquietudes y mis curiosidades porque en general se centran en nichos de interés. Es una biblioteca que crece y se recorta a veces para dar sitio a otras cosas. A veces añado podcasts que a priori no me interesan mucho, por la temática, pero que me interesa cómo están hechos. Así estuve un tiempo (largo) enganchada a Lore, por más que los relatos de horror no sean lo mío.


Mi biblioteca tiene la mayoría de los podcast en inglés porque vivo muy buena parte de mi vida en ese idioma y cuando escriba en este blog lo haré, casi siempre, para hablar de podcasts en inglés, mayoritariamente.


Los que son inamovibles, ademas de Planet Money, son MarketPlace y Make me Smart que lidian con cuestiones de economía y tecnología. También siguen conmigo desde el principio RadioLab, This American Life, The Moth e Invisibilia, cuando tienen temporada en marcha. Lamenté mucho el final de Note to Self y recientemente he descubierto RadioLab para niños. Después de escuchar un episodio sobre pulpos (¿Aburrido? ¿rarito? ¡Ja!) me quedo maravillada como el primer día por el poder de la narrativa a través del audio.


Lo que no sabía cuando me guardé aquel primero podcast para oír más es que acabaría trabajando para hacer uno. El primero. Y luego un segundo mientras pensaba en un tercero y un cuarto.


Abrimos este blog para hablar de lo que estamos oyendo. De lo que entra y sale de nuestra biblioteca de podcasts y animarles a que se enganchen.